parto en casa

15

Ene

Parto en casa | ¿Qué se recomienda?

En las últimas semanas, muchas mujeres a las que atendemos han preguntado por el parto en casa, la mayoría de las veces sobre su seguridad y con mayor interés a raíz de la publicación, por parte de la Guía NICE (National Institute for health Care Excellence), de que es recomendable un parto domiciliario frente a un parto hospitalario.
Aclaremos punto por punto este asunto.

Un parto natural o eutócico es aquel de comienzo espontáneo, que presenta un bajo riesgo al comienzo y así se mantiene hasta el alumbramiento. El bebé nace, también espontáneamente, en posición cefálica, entre las semanas 37 a 42 completas. Después de dar a luz, tanto la madre como su bebé, se encuentran en buenas condiciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define como parto natural aquel que se desarrolla normalmente, según los procesos fisiológicos naturales, con respeto a los ritmos propios de cada mujer y sin intervenciones innecesarias. Atendiendo a esta definición, un parto sólo puede calificarse de eutócico al final y todos los partos tienen, en principio, “presunción de inocencia”.

Entendemos por mujer sana aquella que no padece una enfermedad ni presenta complicaciones del embarazo, tales como: parto pretérmino, estados hipertensivos del embarazo, crecimiento intrauterino restringido, embarazo múltiple, inducción del parto, etc. Que hagan recomendable recurrir a cuidados o intervenciones específicas. Resumiendo, podemos decir que en el parto normal debe existir una razón válida para interferir con el proceso natural.

¿Qué es un parto en casa?

Aquel parto eutócico que se desarrolla en el domicilio de la futura madre. La ventaja radica en que supone un entorno conocido para ella y, en consecuencia, menos estresante, lo cual favorece el desarrollo natural del parto.

¿Qué es necesario para un parto en casa?

En primer lugar, se necesita que la madre esté dispuesta a realizar este tipo de parto, es decir, que esté preparada y convencida para ello.

Como segundo requisito, se necesita preparar el espacio donde será el parto, debe estar relativamente cerca de un hospital, tener cierta amplitud y estar acondicionado climáticamente (la temperatura debe rondar los 22ºC y no tener corrientes de aire).

En tercer lugar, se necesita que el embarazo haya sido controlado correctamente, que tanto la madre como el futuro bebe estén sanos y no presenten ningún factor de riesgo, además de que el bebé este en posición cefálica (la cabeza en la pelvis de la madre).

Por último, se necesita que un especialista en obstetricia (ginecólogo/a o matrón/a) acompañe en el nacimiento. Estos requisitos son indispensables y no tan fáciles de cumplir. Entonces, cumpliendo estos requisitos, ¿Es seguro un parto en casa?

Nadie puede garantizar al 100℅ que durante un parto no vaya a aparecer ningún problema (como dijimos antes, un parto solo puede catalogarse de normal a posteriori). Nosotros preferimos hablar de probabilidades. Esto quiere decir que, en condiciones ideales: gestante joven y sana, con una ganancia de peso normal en el embarazo, buena forma física, con un bebe sano (solo uno), con un seguimiento completo y bien realizado y con un bebé bien colocado, tiene muchas probabilidades (cercanas al 99℅) de tener un parto eutócico y, en consecuencia, poder desarrollarlo, si es su deseo, en su domicilio.

Si no puede garantizarse que vaya bien al 100%, ¿Por qué lo recomienda la sanidad británica?

Ni siquiera en los hospitales puede garantizarse que algo vaya bien al 100%. Sin embargo, es cierto que un hospital dispone de todos los medios y personal necesario para solventar las posibles complicaciones que puedan surgir, al contrario que en otro tipo de entornos.

Por otro lado, en Reino Unido existe la tradición del parto en casa, motivo por el cual, el NHC (National Health Service) lo ofrece como una posibilidad más, mientras que el SNS (Sistema Nacional de Salud) español no contempla esta opción, encontrándose únicamente en el ámbito privado.

Además, se trata de una cuestión de educación. En el Reino Unido, la mayoría de los partos eutócicos no requieren anestesia epidural, esto no significa que las británicas soporten mejor el dolor, simplemente quiere decir que no se ha potenciado la demanda de la misma del mismo modo que en España. En consecuencia disminuye la tasa de analgesia epidural y con ello, las complicaciones asociadas a la misma. Por otra parte, el no usar epidural ha potenciado el uso de otro tipo de técnicas para el alivio del dolor (aunque sin comparación a la epidural) como: esferodinamia, dilatación en agua, parto en agua, inhalación de óxido nitroso, etc.

Pese a todo esto, el NHC recomienda el parto en casa, principalmente, porque definir el parto normal comporta dificultades, ya que el concepto de normalidad en el parto y nacimiento no están estandarizados.

Además, como hemos dicho antes, el parto sólo puede considerarse normal de forma retrospectiva, lo que contribuye, junto a otros factores, a proporcionar a los partos normales cuidados muy similares a los que necesitan los partos complicados, transformando un acontecimiento fisiológico en un procedimiento médico-quirúrgico, a veces, innecesario y todo ello podría evitarse saliendo del entorno hospitalario.

Para cualquier duda pueden dejarnos un comentario.

Links de interés:

Recomendaciones guía NICE

Diplomado en enfermería por el Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla). Obtuvo la especialidad en Salud Mental cursando sus estudio en el Hospital Universitario de la Fe (Valencia). Especialista en Obstetricia y Ginecología (Matrona) por el Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla).

Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios

Dejar un comentario

  Subscribe  
Notify of